La dependencia que Facebook ha conseguido crear en usuarios es algo muy evidente hoy en día, de hecho muchas empresas han confiado gran parte de sus campañas publicitarias y de sus difusiones en esta red social, quizá la más famosa. Lo que mucha gente no tiene tan claro es que FACEBOOK, además, ha alcanzado la difícil tarea de crear esa misma dependencia con los medios de comunicación. Uno de los motivos es porque es una de las plataformas que ha crecido exponencialmente en nuevos usuarios en los últimos tiempos, mientras que otras se han quedado estacadas (caso de TWITTER)

Conviene reseñar que en estos últimos meses la compañía que preside “MARK ZUCKERBERG”, ha comenzado a cambiar sus políticas en cuanto al posicionamiento orgánico y la consecución de publicidad a través de difusión de contenido, cortando de raíz esta tendencia a los medios de comunicación y presionándolos para que si quieren expandirse y hacerse más famosos, deban de “pasar por caja” antes.

La tendencia va a ir orientada hacia que se visionará menos contenido público como mensajes de empresas, marcas y medios de comunicación. De hecho Facebook lleva muchísimo tiempo llevando a cabo una táctica que todos los publicistas refutados han usado alguna vez, y que consiste en ofrecer oportunidades sin costo alguno con objeto de crear una dependencia al usuario, para después otorgarle un precio si se quiere seguir disfrutando de ese servicio.
El hecho de modificar este comportamiento va convertirse en un auténtico tormento para los medios de comunicación, sobre todo porque estos últimos fueron adecuándose en la formad e publicar sus contenidos y noticias adaptándose a lo que necesitaba/demandaba Facebook. Es tan grande la vinculación que algunos medios poseen de este gigante, que van a estar supeditados a dedicar una partida presupuestaria en sus tesorerías a este cometido.

Consumo mas activo de comunicación

Según los grandes expertos, la predisposición va a estar encaminado hacia un consumo mucho más activo, basado en que se produzcan interacciones entre los usuarios y los medios que más van a sufrir esta “mini revolución” van a ser los que menos contenido informativo generan, y sí más entretenimiento. Pero además se afirma que este movimiento de Facebook es algo que ya se veía venir, y que no debería pillarle a nadie por sorpresa ya que se han dado muchas señales de este viraje de los de California. Y sí, parece ser que es algo muy negativo para los medios de comunicación, pero ha habido tiempo más que de sobra para adaptarse a esta nueva situación; está claro que el tráfico gratuito que llegaba por Facebook va a bajar de manera ostensible, pero vamos a ver cuál es el nuevo escenario y después se sacan conclusiones.

Aunque ahora parezca negativo, es muy probable que a medio/largo plazo sea algo positivo para todos, ya que se cortan de raíz malas praxis como herramientas para medir el tráfico en medios, para terminar poniendo en redes tonterías o bulos a cual más loco con objeto de subir el tráfico; así se conseguirá más orden y más audiencia, aunque sea con menos tráfico.

Abrir chat