Todos hemos escuchado o leído en algún sitio que lo primero que hay que hacer antes de empezar una estrategia en redes sociales es elaborar “El Social Media Plan o Social Media Marketing Plan (SMP)”.

Pero, ¿Qué es exactamente?

El Social Media Plan es undocumento donde se van a especificar, previo análisis de la situación de una empresa y de su competencia, todas las acciones que se van a llevar a cabo en tu estrategia en redes sociales. 

Nunca hay que empezar la casa por el tejado, por lo que podríamos decir que el Social Media Plan son los “cimientos” para un buen marketing en redes sociales de tu negocio.

Cómo elaborar un Plan de Social Media, dependerá de los objetivos que tenga tu empresa o marca, según los cuales, se detallarán las acciones a realizar para conseguirlos. Tendremos que tener claro nuestro modelo de negocio, las palabras clave por las cuales queremos que nos identifiquen o encuentren…etc

El primer paso que debes dar, es elegir (y hacerlo bien) las redes sociales que vas a utilizar. Aquellas que más se adecúen a tu marca, tus valores, objetivos y sobre todo…a tus clientes y clientes potenciales, que será el fin último de tu estrategia, llegar a tu público objetivo y convertirlo en cliente. 

“Estar por estar” no es una buena estrategia a seguir…Es preferible trabajar en menos redes sociales que aporten más valor a tu empresa que estar en todas las que haya sin conseguir tus objetivos.

Por tanto, el Social Media Plan, es la base de toda estrategia en redes sociales y te va a facilitar mucho la tarea en el futuro.

¿Qué ventajas tiene la elaboración de un SMP?

Te ayudará a crear, definir y comunicar de forma clara tu identidad de marca, definir tus acciones y comunicarlas a tu público objetivo de la manera correcta.

Elaboración del Social Media Plan

Como hemos dicho al principio, un Social Media Plan conlleva el previo estudio de la empresa y su competencia. ¿Y cuál es el documento más usado en marketing para realizar un buen análisis de tu entorno? ¡El análisis DAFO! Será una herramienta imprescindible para empezar a desarrollar un plan de social media. Está compuesto por 2 partes. Interna (Fortalezas y Debilidades) y externa (Amenzas y Oportunidades)

Debilidades: Serán aquellos factores que no te dejan alcanzar tus objetivos. Como por ejemplo:

  • Falta de experiencia y dificultad para llevar a cabo campañas en redes sociales.
  • Falta de recursos o herramientas para llevar a cabo las acciones y poder analizarlas

Fortalezas: ¿Qué te hace mejor que tus competidores? Por ejemplo:

  • Experiencia en planificación de campañas de social media.
  • Alta tasa de conversión en tu tienda online
  • Alto retorno de la inversión en campañas de Ads.
  • Disponer de herramientas y recursos para llevar a cabo el plan de social media marketing.

Amenazas: Situaciones externas que pueden afectar a tu negocio negativamente. Por ejemplo:

  • Mi competencia está mejor preparada que yo.
  • Mi competencia lleva más tiempo y dispone de personal cualificado para gestionar sus redes sociales.

Oportunidades: Aquellas que puedan suponer una ventaja competitiva respecto a tus competidores. Por ejemplo:

  • La competencia no dispone de un Social Media Plan.
  • La competencia no usa (o lo hace mal) las redes sociales. 
  • Ninguna empresa de mi entorno cuenta con herramientas de marketing para su estrategia.
  • Mi competencia no se está aprovechando el potencial de las redes sociales en nuestro sector

¿Cuál es la situación ideal? Maximizar las oportunidades y fortalezas y contrarrestar las amenazas y debilidades.

Es muy importante convertir las debilidades en oportunidades.

Pasos a dar en la elaboración del Social Media Plan: 

1.            Definición de tus objetivos.

¿Qué es lo que quieres conseguir a través de las RR.SS. y qué canales online tienes que utilizar?

–      Dar a conocer tu marca.

–      Mejorar imagen de marca.

–      Crear comunidad

–      Aumentar ventas

–      Atraer tráfico a tu web

–      Branding…

 

2.            Definir la ruta a seguir.  

Dependerá en gran parte del objetivo establecido en el primer punto. A veces, para cada objetivo o grupo necesitarás definir una estrategia. 

3.           Definir las acciones que vas a llevar a cabo para alcanzar esos objetivos.

–      Publicaciones semanales de infografías de tus productos/servicios

–      Campañas de pago

–      Colaboraciones con influencers

–      Concursos

–      Sorteos

–      Promociones

4.            Definir a tu público objetivo o buyer persona. 

Es uno de los pasos más importantes del plan. Una buena segmentación te hará llegar al cliente ideal y convertir, de otra forma, estarás gastando recursos y tiempo para nada.

5.           Definir dónde vas a realizar esas acciones

Una vez definido tu buyer persona y clientes potenciales, habrá que buscar en qué redes sociales se encuentran para realizar ahí, y solo ahí, las acciones que hemos definido en el punto anterior. No sólo hay que plasmarlas ahí, sino adecuar el contenido al que usa tanto nuestro público objetivo como nuestra competencia para atraerlo o interactuar con él.

6.           Planificar las acciones en cada red social que utilices

  • Frecuencia de las publicaciones
  • Temáticas sobre las que vas a elaborar tu contenido (infografías de producto, compartir noticias del sector, de la propia empresa o sus empleados, promociones de productos…etc . 
  • Concursos. Si vas a realizarlos, cuantos al mes o en qué fechas señaladas.
  • Eventos en los que tengas previsto participar o realizar.
  • Fechas importantes como Halloween, Black Friday, Navidad, Día de la madre o el padre…etc. Debes buscar las que más se adapten a tu marca y fijarte siempre en lo que hace tu competencia.

7.           Establecer las KPI’s. 

Este es un punto muy importante y que a veces se pasa por alto. Definir bien los KPI’s que vas a analizar nos ayudará a saber si estamos cumpliendo o no con los objetivos establecidos. Medir, medir, medir…Si no sabemos qué analizar o hacer con los datos recogidos, la estrategia de Social Media no tiene ningún sentido. Hay que medir los resultados al final de cada periodo previamente establecido (mensualmente, trimestralmente…)

A la hora de definir estas KPI´s, debemos hacerlo de acuerdo al criterio SMART (Specific, Measurable,  Attainable, Realist, Timelyn):

Específicos (specific): ¿Qué quiero exactamente?

Ejemplo: Aumentar 500 seguidores este trimestre

Medibles (measurable): ¿Cómo y cada cuánto voy a medirlo? 

Herramientas a utilizar. Resultados mensuales, trimestrales…

Alcanzables (achievable): ¿Puedo conseguirlos con el presupuesto o tiempo del que dispongo? Deben ser objetivos reales.

Relevantes (relevant): Es relevante en mi empresa tener más seguidores?¿Es mejor tener más comentarios?

Algunos ejemplos de KPI´s:

  • Número de fans
  • Número de comentarios
  • Número de clics
  • Número de visitas a un post…etc

8.           Escoger herramientas  y personal necesarios para llevar a cabo el Social Media Plan

Una sóla persona NO puede ocuparse de todo el trabajo. Debes buscar y escoger las herramientas que mejor se adapten a tu equipo y tu trabajo. NO es lo mismo Social Media que Community Manager o Diseñador gráfico, o web.

9.           Preparar un plan de contingencia en situación de crisis. 

No solemos pensar que nos va a tocar a nosotros, pero es tan probable como posible, y si me apuras, cierto, que en algún momento vamos a tener una crisis de reputación, y tenemos que estar preparados con un plan de acción. De esta forma, podremos solucionarlo con mayor antelación y evitar males mayores. Que ya sabéis que en internet (como en casi todo), los malos comentarios y las malas noticias…vuelan! 

10.       Fija un presupuesto

Aunque lo hemos puesto en el último punto, quizá debería ir al principio. Dependiendo del presupuesto y los recursos disponibles, podremos definir un plan u otro, disponer de unas herramientas u otras e incluso, de un personal más o menos cualificado.

Abrir chat