Realizar una campaña de marketing digital e invertir en este tipo de publicidad no es un hecho que se deba de realizar a lo loco. Para conseguir que tu campaña sea efectiva debes de elaborar una estrategia, por la que realizar una investigación previa del sector y del mercado, se hace primordial si luego quieres tener un retorno en dicha inversión (ROI).

Para ello debemos de tener presente que si conseguimos que el cliente no sea un sujeto pasivo, sino activo de esta ecuación, tenemos un alto porcentaje de éxito…pero, ¿cuáles son las técnicas que debemos usar para medir esto?

  • EL MEJOR CANAL: Para nosotros lo primero y más importante es tener claro-cristalino cual es el mejor medio social para realizar nuestras campañas publicitarias digitales. Es decir, debemos de saber cuál es el mejor canal para poner en “liza” nuestro portfolio de productos. Aunque el TELEMARKETING, la TELEVENTA, incluso la PUERTA FRÍA siguen siendo herramientas muy potentes para llegar a nuestro público objetivo, creednos cuando os decimos que han quedado algo obsoletas cuando se comparan con herramientas tan potentes como los “NEWSLETTERS” de mailing masivo y sms masivos, o con CAMPAÑAS DE ALCANCE en redes sociales.

 

  • ¿CUÁL ES NUESTRA HORQUILLA?: Lo de usar herramientas más novedosas como el marketing digital está muy bien siempre y cuando sepamos a quién debemos de dirigirnos. Una campaña de este tipo requiere principalmente de que conozcamos muy y mucho a nuestro público. Si queremos conseguir un buen retorno de la inversión que hayamos realizado debemos realizar campañas segmentadas y dirigidas al público al que más le pueda interesar nuestros productos o servicios. Para poder segmentar de una manera eficaz, es muy importante conocer a tu público. Es lo que conocemos como la “horquilla” a la que dirigirse.

 

  • DATOS, DATOS y MÁS DATOS: Cuanto mejor alimentada, con más datos y sobre todo más renovada esté la base de datos de clientes que tengáis, más sencillo va a ser que se produzca un ROI en condiciones. Si no se es metódico en cuanto a la retroalimentación e investigación de posible cambios que sufran los datos de tus clientes, más complicado puede llegar a ser alcanzarlos. Debemos de ser muy rigurosos en cuanto a los datos personales que manejamos de nuestro público, ya que de ahí deriva que consigamos una campaña exitosa o un fracaso de campaña.

 

  • LA PROACTIVIDAD COMO FIN: A veces realizamos una campaña, novedosa, segmentada al público correcto, actualizada en tiempo y forma, dirigida a la horquilla correcta y en los mejores canales de difusión, y aun así no conseguimos el ROI que se espera antes de realizar esa campaña…¿por qué puede ser?. La respuesta puede radicar en un hecho tan sencillo como el de invitar a nuestro público a que interactúe, esto es a que compre, a que se arriesgue, a que pruebe, etc. Esto es lo que se conoce como “llamada a la acción” tan famosa en este mundo del marketing digital. Las promociones y las invitaciones a los clientes a que compren deben de ser muy visibles y fácilmente identificables.
Abrir chat