En un mundo digital como el que nos movemos no hay cabida para los jugadores analógicos….tienen los días contados.

Son tantos los factores hoy en día que pueden llegar a influir en la reputación de tu empresa, que es imposible de controlarlos. Seguro que muchos estáis pensando “…la redes sociales pueden ayudarte o pueden hundirte, depende de quién sea tu amigo/enemigo, tu seguidor o tu fan, etc…”; pues sí, tenéis razón, una parte importante de la reputación que tengas en la RED depende de eso, pero las redes sociales son una pequeña parte de todo esto, las cuales han dado lugar a que los profesionales de la comunicación (sobre todo los periodistas) sean mucho más rigurosos y sobre todo justos con lo que opinan y escriben…pero del mismo modo las REDES SOCIALES se han convertido en un nido de gente indeseable que coge un “tweet” o una “publicación” y destrozan tu imagen de arriba abajo con una publicación poco cierta, y aunque no sea cierta tal información, el daño de primeras está hecho y luego es complicado de rebatirlo y poner las cosas en orden. En Nebulosa Digital, tratamos estas situaciones conocidas como “Crisis de Imagen”, desde un punto de vista duro e inflexible pero teniendo presente que en estos difíciles momentos hay que ser cabal, reflexivo y muy preciso para tratar estas crisis.

Sinceramente, creéis que empresas como las “eléctricas” en España (véase ENDESA, IBERDROLA, GAS NATURAL, UNION FENOSA, etc) o empresas de la “automoción” (VOLKSWAGEN y TOYOTA por ejemplo), las cuales han reconocido abiertamente que han engañado a sus clientes, ¿¿¿habrían tenido la misma publicidad negativa y la repercusión nacional e internacional hace 10  15 años??? La respuesta es muy clara…NO. Han sido los usuarios con sus “tweets” y sus “publicaciones” los que han hecho virales estas noticias y han dado lugar a múltiples denuncias y pérdidas millonarias de estas multinacionales.

Pues bien, a menor escala, a tu empresa le puede suceder lo mismo, tanto para bien como para mal, y es por ello que se debe de preparar a tu PYME y dotarla de las herramientas y procesos necesarios tanto para que se pueda hacer famosa, como para que se pueda defender cuando el momento así lo requiera. De ti depende que tu negocio esté preparado para este nuevo modelo de negocio, ya que aunque no sepamos qué va a suceder en los próximos años, lo que sí sabemos es que el mundo digital en el que viven inmersas nuestras vidas no es cosa del fututo sino que es el presente.

Por eso deberíamos preguntarnos, ¿Estamos listos para el nuevo mundo?

Abrir chat